Érase una desdicha atrás


Érase una vez, una chica infeliz,
Que vivía sola, sola consigo misma,
Y no vivía con nadie,
Por eso era infeliz.
Érase una vez, un chico enamorado,
Que era todo un desdichado,
Y sobre todo era ignorado;
Por eso estaba enamorado.
Érase una vez, una historia,
Sin un final redactado,
Pero donde alguien sufría al fin y al cabo,
Por eso… por eso era una historia.
Érase una vez, un poema frágil,
Que dolía en cada letra,
Porque me contaba la cruel realidad,
Por eso era un poema frágil.

2 pensamientos en “Érase una desdicha atrás

  1. Siempre es bueno saber que a pesar de que las cosas se vean mal, no hay un punto final fijo, y podemos revertir lo escrito y transformarlo en algo bueno, dichoso. Muchas Gracias por el comentario 🙂

    Me gusta

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .