El viento


A finales de febrero
el viento parece
apoderarse de todo,
pero es calmo, no es violento
es amigo fiel que me acompaña
por este camino inhóspito
mientras mi mirada contempla
un horizonte de tristeza
disfrazado de montañas.

En estas tierras
el sol ya se asoma
secuestrando
el moribundo invierno
que no podrá llevarse, con su frío
el helado dolor
que a cada paso mío
de su grandeza se jacta.

Al final solo queda
la pena, mi figura y el viento.

Anuncios

5 pensamientos en “El viento

  1. Pingback: En Salto al reverso | La realidad alterna

  2. Pingback: Bitacoras.com

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.