Después de la lluvia


palagrafia tronco seco

Después de la lluvia deshojaba flores a latigazos mientras gritaba : “Todos hemos sido bellos alguna vez”.                               en el pueblo. La llamaban la loca del granado.                 se había vuelto                                       sus hijos al extranjero                          y se quedó sola con el granado.                           plantado su marido                                           la mina                         no volver. La había dejado sola con el árbol y tres hijos.           trabajar duro                                        ; y                              años no                        tiempo                            cambiaba con las estaciones.                día              se fue      último       hijos, ventiló                          ,        las camas               , la comida                y cuando terminó,           ventanas lentamente y se sentó apoyando sus manos                        una sobre otra. Y lo miró y lo miró y lo miró. Y estaba igual que                                                                                                    . Desde entonces, todos los atardeceres, dicen, que se quedaba mirándolo. Miraba cómo                           ramas peladas en invierno,             en verano, con flores…  Flores                  convertían en frutos;         preñados de semillas,  frutos como bolas                                  árbol de Navidad. En Navidad                 más           árbol. Un día      diciembre lluvioso, vio           caía una granada. Esa             tarde fue         soleada y bella; pero la anciana             no            árbol, miró la granada     yacía sobre             , rota, reventada por sus semillas, abandonada el suelo. Pudriéndose. Entonces,                  , y cogió el látigo.

                                                                    Versión completa en “Comentarios”.

10 pensamientos en “Después de la lluvia

  1. Después de la lluvia deshojaba flores a latigazos mientras gritaba : “Todos hemos sido bellos alguna vez”. No se lo tenían en cuenta en el pueblo. La llamaban la loca del granado. Decían que se había vuelto loca el día que se fueron sus hijos al extranjero a hacer sus vidas y se quedó sola con el granado. El granado lo había plantado su marido unos días antes de ir a la mina a trabajar para no volver. La había dejado sola con el árbol y tres hijos. Tuvo que trabajar duro para sacarlos adelante; y durante aquellos años no había tenido demasiado tiempo para mirar cómo cambiaba con las estaciones. Pero el día en que se fue el último de sus hijos, ventiló la casa como siempre, hizo las camas de nuevo, la comida para cuatro y cuando terminó, cerró las ventanas lentamente y se sentó apoyando sus manos en el regazo una sobre otra. Y lo miró y lo miró y lo miró. Y estaba igual que como lo había dejado su joven minero hacia ya tanto tiempo. Desde entonces, todos los atardeceres, dicen, que se quedaba mirándolo. Miraba cómo el sol caía entre sus ramas peladas en invierno, con hojas en verano; con flores… Flores que luego se convertían en frutos; frutos preñados de semillas, frutos como bolas con las que se decora el árbol de Navidad. En Navidad es cuando más miraba al árbol. Un día de diciembre lluvioso, vio cómo caía una granada. Esa misma tarde fue una tarde soleada y bella; pero la anciana esta vez no miró al árbol, miró la granada que yacía sobre un charco, rota, reventada por sus semillas, abandonada el suelo. Pudriéndose. Entonces, entró en casa, y cogió el látigo.

    Me gusta

  2. Me pareció una historia muy emotiva que me ha dejado un poso de tristeza en el alma… (Aunque yo tampoco entiendo lo del látigo)
    La presentación con las frases “desparramadas” me gustó mucho.
    ¿Es algún tipo de ejercicio visual?
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Gracias a todos. La verdad es que cuando Noelia ( mi compañera palagrafa ) me presentó la fotografía pensé que el texto tenía que tener los huecos de ese árbol seco de la foto. Por ese motivo primero construí el texto para luego vaciarlo. Efectivamente es un enlace visual entre la foto y el texto. En esté ejercicio de vaciamiento tuve muchas dudas…
    El látigo… con él intenté hacer una imagen simbólica. Alguien destruyendo flores (imagen de belleza) pero no de cualquier manera ( quemándolas o arrancándolas como fruto de la ira) sino ejerciendo una violencia consciente y adiestrada ( como fruto del pensamiento ). En contraposición a la opinión del resto del pueblo que la tomaba por loca. Cerrando, como bien comentáis, el círculo.

    Un saludo

    Me gusta

  4. Pingback: Lo mejor de Salto al reverso (favoritos) | Salto al reverso

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .