El pobre Miguel de los Caballeros Bellos


El Blog de Reynaldo R. Alegría

Image

por Reynaldo R. Alegría

El pobre Miguel de los Caballeros Bellos había nacido extremadamente feo.

Hijo del ingeniero don Miguel De los Caballeros Fernández y de la maestra de español doña Luisa Antonia Bellos Cimarrón, ambos emigrados de la Habana, Cuba a principios de los años sesenta, el pobre chico había venido al mundo sin muchos atributos que lucir y con un nombre que en nada le ayudaba.

Llegados a vivir al barrio, Miguel comenzó a cursar el Cuarto Grado en la Academia Santa María de la Anunciación, una pequeña escuela católica administrada por amables sacerdotes dominicos holandeses e insoportables monjas locales, también dominicas.

El pobre Miguel tenía más nombres que un rey del medioevo: cara de papa, pera invertida y el que más usaban los crueles niños, cabeza de hormiga.  Nombres todos inspirados en el amplio grado de cefalización del pobre Miguel y en su particular frente que parecía…

Ver la entrada original 866 palabras más

Un pensamiento en “El pobre Miguel de los Caballeros Bellos

  1. Pingback: Favoritos de Salto al reverso (17) | Salto al reverso

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .