Elixir del Sexo


Image

por Reynaldo R. Alegría

Tus palabras me embriagan.  Me hipnotizan.  Me toman desprevenida y me seducen.

Los hombres solamente tienen tres cosas con las que me pueden conquistar.  Lo admito.  Dinero.  Cuerpo.  Palabras.  Las primeras dos son buenas.  Muy buenas.  Aunque mal cuidadas pueden ser pasajeras.  El dinero y el cuerpo son fáciles de gastar.  Fungibles.  Mal combinados pueden ser caóticos.  Dinero sin cuerpo, se acepta mientras dure.  Cuerpo sin dinero, cansa rápido.  Pero la palabra.  La palabra no se agota.  Nunca se cansa.

No te engañes.

No me engaño.

Me gusta el dinero.

Me encantan los buenos cuerpos.

Pero tus palabras me fascinan.

¿Recuerdas cuando me llevaste a cenar al restaurante italiano en la Vieja Ciudad?  Me vestí especialmente para la ocasión.  Te impresioné muy fácil.  Una falda corta con la cual poder lucir mis esculturales piernas.  Una sencilla blusa con un pronunciado escote que dejara a tu vista el Canal de Suez que producen mis enormes pechos.  Y unos zapatos elegantes que tenía reservados para una ocasión especial. Conociendo tu fetiche por los pies me tomé toda la tarde para pulirlos y acariciarlos y pintar sus uñas de un color rojo brillante que con solo verlos llamaran tu atención.

Pero lo que no imaginaba.  Lo que no se me hubiese ocurrido.  Era que tus palabras se escurrirían en mi copa y se transformarían en brebaje afrodisiaco.  Cada sorbo del vino rojo, acompañado de una palabra, me estimulaba más.

Tu historia sobre la preparación del antipasto de berenjenas de la Calabria.  El cuidado de cada palabra escogida.  La descripción del color púrpura intenso de la berenjena.  La importancia de la brillantez del color de su piel.  Tu narración sobre cómo desde el año 2000 a. C. fue viajando el fruto desde el noreste de la India hasta llegar a los cálidos países del Mediterráneo.  Me hacían sentir ganas de ti.  Un deseo incontenible de sumergirme en la pasión con ese ser que electrifica mis emociones.  Que me produce un fantástico apetito sexual.

¡Mi cuerpo pedía tu cama!

Solo tienes una cosa con la que me logras conquistar.  Debo escucharte pronto.  Necesito tu elixir del sexo.

Foto: The Love Potion – Evelyn De Morgan, Public domain

4 comentarios sobre “Elixir del Sexo

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.