Qué tarde es y nadie en el recuerdo


Puedo visitarte, rasgar tus vestiduras y olvidarte pronto. Despertarte tarde y aun así no conocerte. Es tarde para todos, temprano para los muertos, la gota del recién nacido sobre la tierra y el sueño de la madre ausente. Llueve a los lejos y el viento fluye sabiamente, falto de pereza, diverso y alegre sobre extraños papeles, qué tarde es y nadie en el recuerdo.

7 comentarios sobre “Qué tarde es y nadie en el recuerdo

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.