El color de la serpiente


 

alejo el color de la serpiente

y como todo documento, recién creado, carece de nombre

también de alimento, de hambre, de sueños

de mujeres y  de cuellos sanguinolentos,

de entrañas y de odios,

 

es un dedo sobre la batalla

es un viento fuego

y no un reloj de arena,

vuelve cada tanto para hurgar sobre la ausencia,

es un dado después de las palabras,

 

y nadie se atreve a seguir de pie

las fábulas de persianas abiertas irán cediendo a la tentación,

irán de guerras a estados libros,

en noches y jaulas,

despedirán un aroma de mujer y luego la sonrisa macabra morirá,

 

alejo el color de la serpiente

y te acercas

pequeña duda vestida de libertad,

vestida de argumentos profundos como una caricia,

carcomida por el sueño de despertar temprano

 

algún día volverás a caer,

y no importarán los harapos de la muerte

ni las palabras,

y todos los demás volverán a cantar

y no tendré un recuerdo.

 

Anuncios

4 pensamientos en “El color de la serpiente

  1. Pingback: Favoritos de Salto al reverso (28) | Salto al reverso

  2. Pingback: Favoritos de Salto al reverso (29) | Salto al reverso

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.