Arma


Tarde confusa, noche negra.
Mi fortaleza se consume,
lenta.

Lanzo la mano
en busca, no de otra mano,
sino de lo único
que me ha sido sagrado.

—Vacío brutal,
ininteligibilidad absoluta.
¿Cómo explico
lo que jamás fue descifrado?—

Tomo la única arma
que me es dada: ésta.

Y la clavo.

Y esto es lo que sangra
desde mis manos.

Fotografía: Crissanta

Fotografía: Crissanta

Anuncios

21 pensamientos en “Arma

  1. Exacto 😉 y lo único que podemos hacer es aproximarnos a decir aquello que no se puede decir… como si fuéramos imanes de un mismo poco: cuanto más cerca más huye “la idea”. La sentimos; la venteamos; pasa a través de nosotros como si fuéramos antenas. Y luego intamos escribir torpemente ( yo me siento muy torpe 😦 ) palabras-nunca-escritas: no-palabras.
    saludos

    Me gusta

    • Es que hay cosas que uno no puede decir y luego hay cosas que uno no quiere decir porque serían brutales. Entonces todo ronda esta ‘torpeza’ y esta incapacidad de expresar la idea, de darle la vuelta. Saludos Manuel.

      Me gusta

  2. Pingback: Favoritos de Salto al reverso (41) | Salto al reverso

  3. Pingback: Favoritos de Salto al reverso (42) | Salto al reverso

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.