El baúl de la memoria


Se despidieron con un beso y juraron no buscarse más. Lo hicieron conscientes de que el amor siempre encuentra una forma de permanecer, aun cuando ya no está.

Se veían cada tanto, en efímeros momentos del recuerdo. Fue precisamente allí donde descubrieron que lo más doloroso no son las despedidas, son los encuentros. Esos que se dan en el baúl de la memoria.

Anuncios

6 pensamientos en “El baúl de la memoria

  1. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

  2. Lo que pensé al leerlo fue: “Es cierto”. Más bien, mi corazón al leerlo sintió: “Es cierto”. Me gusta cuando lo escrito apela tan bien al sentimiento. Bienvenido al blog, Ricardo. Será un gusto leer tus obras aquí.

    Me gusta

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s