Querido sino


Encuentro un punto fijo en la pared,

perdiendo la mirada en un blanco tan abstracto como el alma.

Voces susurrando melodías sin acordes,

tonalidades sopranos cantan al pie de la ventana.

Se escurre el cielo y se ensancha el abismo,

un pasillo invita a encontrarme a mí mismo.

 

¡Corred! —gritan las ganas. ¡Entrad! —incita la nostalgia.

 

El pasado llega como visitante extranjero,

serenos pasos marcan la tierra del camino.

Saluda con reverencia y se sienta a mi lado,

ignoro el hecho de haberlo pisado.

El trecho se acorta entre el recuerdo y el olvido,

se hizo presente el ayer, querido sino.

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Querido sino

  1. Pingback: Elige un salto (y algunos avisos) | SALTO AL REVERSO

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s