Hablando de príncipes azules…


El príncipe se quedó dormido. En esta ocasión, después de haberla despertado con un beso. La princesa lo miró insatisfecha. Se enojó tanto la doncella que lo asfixió hasta que sus mejillas se tornaron azules. Jamás su alteza volvió a trasnochar y vivir la vida loca. Ahora sí era su príncipe azul.

Anuncios

5 pensamientos en “Hablando de príncipes azules…

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s