Mal de amores


Se quitó los pantis. Dolores se quedó desnuda ante la mirada atónita del arrabal.

— ¿Mira, qué mosca te ha picado, o mejor decir, en dónde, que te has bajado las pantaletas mujer? —le grita malhumorada la vecina.
—Creo que está enloquecida porque su marido prefirió un macho que a ella —vociferaba el cuñado mientras se la vivía desde los pies hasta el cuello.
—Será estúpida, hombres hay de sobra para sustituirle —replicó su mejor amiga.

La mujer solo se le movía el cabello por el viento leve que la acariciaba. Todos los hombres se acercaron para disfrutársela mejor. Ella les sonrió. Sacó una navaja. Ellos se alejaron despavoridos.

Dolores sin titubear, se cortó la garganta.

Anuncios

21 pensamientos en “Mal de amores

    • Esto se da tan a menudo querida amiga, la infidelidad (sea con una mujer o con un hombre) y el suicidio como respuesta para el que le pegan los cuernos. El nivel de conciencia, en especial, la baja estima, nos puede llevar muchas veces a actos o pensamientos suicidas. No creo en el suicidio y menos en la violencia, pero como ya sabes, me fascina escribir de todo asunto y, mi especialidad es la sorpresa en los finales, Besos y abrazos como siempre amiga!

      Le gusta a 1 persona

        • Lamento no poder cumplir tu pedido, amiga. Soy muy libre en mis escritos siempre, no uso medidas ni patrones, haya o no violencia, sexo, muertes, erotismo, lo que sea. No creo en ningún tipo de censura al escribir. Ni la exijo a nadie, porque cada cual es libre de escribir lo que desee y de leer lo que le agrade. Me pasa lo mismo con los premios de los blogueros, no me desagradan, pero tampoco los patrocino. Cada muerto con tu tumba como decía mi abuelita. Besos y abrazos sinceros para el 2015 querida amiga!

          Me gusta

          • Hola…, me debí expresar mal. No pretendo imponer censuras, de verdad. Lo que sucede es que pienso que hay demasiada violencia a nuestro alrededor…., ya sabes, a veces, se me encoge el corazón pensando ¿qué mundo estamos haciendo? Me encantan tus escritos y me gusta ese punto de ironía que pones muchas veces…

            Me gusta

  1. Muy bueno Edwin. Impactante final como la vida misma. Pero lo que más me ha gustado son las conversaciones de las vecinas. Son en mi opinión, el gran acierto del microrelato. Vecina/Cuñado/Amiga gritándose desde el balcón ( no sé yo me imagino un balcón jeje ) sin bajar tan siquiera a ayudarla…

    Muy bueno.Empezamos bien el año.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Pingback: Elije un salto | SALTO AL REVERSO

  3. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s