La primera lágrima


Caminé largo siento,

me detuve en alguna cascada;

bajaban por igual el deseo y el dolor,

y detrás del agua cristalina, una caricia ausente.

Qué podría decir del tiempo, casi nada,

soy apenas un testigo mudo y soy nadie también.

Intenté retomar la marcha,

la lluvia y el viento me acompañaron esta vez,

una niña lloraba a los lejos,

no aceleré los pasos,

jamás conoceré su rostro, pensé,

por alguna razón sabía que ese llanto no era de dolor,

tal vez de nadie.

No busqué a la niña, ni encontré rastro de sus lágrimas.

La lluvia lo había borrado todo, el viento le facilitó el trabajo.

Caen gotas, miles de gotas a cada instante,

y todavía no aprendimos a olvidar la primera lágrima.

Anuncios

3 pensamientos en “La primera lágrima

  1. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s