Historias repetidas


La historia gira como carrusel
y con cada vuelta,
el paisaje
—ese especialista en metamorfosis—
se transforma en un viejo conocido.
Se desgasta la ilusión.
Nos ocultan las sortijas y las suertes.
Y en ese transcurrir,
el caballo de madera
no nos soporta
el peso de la vida.
Y parados llegamos,
—arrastrando los afanes como un tango—
al punto equidistante de otro punto
siempre medio
¡puto radio!
Mienten el destino
y su impostura de nombre propio.

No interesan
ni tu alma,
ni su peso,
ni los jirones torpes en el cielo.
Ya no importan
las promesas.
Quedan los vinilos
y los arpegios de todas las guitarras inventadas.
Cuento más ayeres
que pelusas en el bolsillo de mis afanes.
Entonces,
me voy con mi meollo
y mis pesadillas y mis fijaciones
y mis obsesiones
a otra parte
de mi rima
que no es.

Anuncios

12 pensamientos en “Historias repetidas

  1. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s