Edrel’ch y el #21


Edrelch

Desde el punto de vista del ser interdimensional #21 (31 de Febrero de 2121, calendario humano):

A las 13:30 el ser interdimensional Edrel’ch, mejor conocido como el “Edrel’ch, el sabio de la destrucción”, se ha teletransportado al planeta Tierra y ha empezado a destruir ciudades enteras. Hasta ahora solo ha hecho uso de su poder para provocar terremotos, invocar tsunamis, crear tornados, lanzar fuego y disparar láser.

Los ejércitos humanos han intentado, en vano, destruir su cuerpo. Pero cada vez que le lanzan alguna munición, las extrañas runas que conforman el cuerpo de Edrel’ch empiezan a brillar y a cambiar, creando un campo de fuerza que lo protege.

Debería accionar la alarma para que los altos mandos controlen la situación, pero esos burócratas son demasiado lentos. Creo que aprovecharé para probar mi nuevo experimento de posesión interdimensional en humanos. Usaré a la niña #34. Probaré comandar su cuerpo y desplegar campos gravitatorios, mediante la proyección de mi aura a una dimensión inferior. Con ella enviaré la caja de las preguntas que diseñé y veré qué efecto tiene sobre Edrel’ch.

Si las leyendas son ciertas, la caja y los campos protectores bastarán para detener a Edrel’ch.


Desde el punto de vista del observador anónimo de una conversación (en algún punto después del 31 de Febrero de 2121, calendario humano):

—Abuelo, ¿de qué es este dibujo?

—¡¿¡No conoces a Edrel’ch!?!

—La verdad, no.

—Verás, Edrel’ch era un demonio menor de la sabiduría que llegó a ser temido incluso por los dioses mayores debido a los increíbles poderes que consiguió dominar mediante el uso correcto de su conocimiento. Edrel’ch, una vez que adquirió un poder superior al de los dioses, empezó a viajar a dimensiones inferiores y a destruir indiscriminadamente civilizaciones y planetas.

—¿Y si era tan poderoso, por qué no tomó el trono de los dioses mayores?

—Él lo intentó. Pero al ver que mediante la fuerza no podían detenerlo, los dioses mayores decidieron apelar a cierta magia prohibida para imponer sobre Edrel’ch una maldición relacionada con su naturaleza demoníaca. Lograron que en Edrel’ch se elimine la restricción que limita la comunicación de seres inferiores con seres de dimensiones superiores.

—¿Vino a nuestro planeta?

—Sí, fue un día terrible. Destruyó ciudades y mermó la población humana.

—¿Y con la tecnología humana pudieron derrotarlo?

—Nos salvó la niña de la foto.

—¿No es un dibujo?

—No, el aura de Edrel’ch distorsionaba la luz y hacía que las cámaras sacaran fotos deformadas. Esta parece dibujo, pero realmente es una fotografía.

—¿Cómo podrías saberlo con certeza?

—Porque yo tomé la foto.

—No puedo creerlo.

—Lo sé, nadie me cree.

—¿Cómo termina la historia?

—Eres la primera persona que desea oír el final.

—Es una historia interesante.

—Bueno, resulta que un tal ser interdimensional #21 tomó posesión del cuerpo de una niña del barrio. Usó a la niña como vehículo para poder visitar nuestra dimensión.

—¿Y cómo pudo ganarle a Edrel’ch con tan solo el cuerpo de una niña?

—El #21 proyectaba su aura a través del cuerpo de la niña, de esa forma bloqueaba los fuertes ataques de Edrel’ch con un extraño campo de energía. Se acercó hasta estar frente a frente con el demonio. Luego hizo aparecer una extraña caja  y Edrel’ch dejó de moverse.

—Y luego lo destruyeron, me imagino.

—No, recuerda que su cuerpo era indestructible. Simplemente lo encerraron, en una jaula blindada.

—¿Una jaula?

—Sí, la jaula de las pesadillas. Esa que año a año le agregan una nueva capa de blindaje.

—¿En serio esa jaula existe?

—En esta época ya nadie le presta atención a la jaula, pero sí, hay un departamento del gobierno destinado a todas las gestiones anuales relativas a ella.

—Pero bueno ¿qué pudo hacerle la caja al poderoso Edrel’ch, como para detenerlo así?

—Eso no me lo dijo.

—¿Quién?

—El #21.

—¿Y por qué habría de decírtelo?

—Porque yo estaba allí, en medio del camino de destrucción de Edrel’ch, y el #21 me salvó justo a tiempo.

—¿Luego de paralizar al monstruo se acercó y te habló?

—No. Mientras invocaba la caja, me hablaba telepáticamente para que me calme. Terminó de paralizar a Edrel’ch y soltó el cuerpo de la niña.


Desde el punto de vista del #21 (en algún punto después del 31 de Febrero de 2121, calendario humano):

Otro día más. Edrel’ch no se mueve. Parece que el libro que encontré tuvo razón otra vez. Una simple caja de preguntas detiene al más fuerte de los demonios. Era cierto que los dioses mayores maldijeron a Edrel’ch con un hechizo que le obligaba a responder, bajo trance,  todas las preguntas que le hicieran los seres inferiores, siempre y cuando la misma pregunta no se la haya formulado el mismo ser anteriormente.

Todas mis investigaciones me llevan siempre hacia el mismo asunto: los dioses mayores.


Desde el punto de vista de Edrel’ch  (en algún punto después del 31 de Febrero de 2121, calendario humano):

CAJA DE PREGUNTAS: ¿Cuánto es uno más veinticuatro mil millones sesenta y seis?

EDREL’CH: La respuesta es veinticuatro mil millones sesenta y siete.

CAJA DE PREGUNTAS: ¿Cuánto es uno más veinticuatro mil millones sesenta y siete?

EDREL’CH: La respuesta es veinticuatro mil millones sesenta y ocho.

CAJA DE PREGUNTAS: ¿Cuánto es uno más veinticuatro mil millones sesenta y ocho?

EDREL’CH: La respuesta es veinticuatro mil millones sesenta y nueve.

.

.

.

CAJA DE PREGUNTAS: ¿Cuánto es uno más veinte trillones novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve billones novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve millones novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve?

EDREL’CH: La respuesta es veintiún trillones.

CAJA DE PREGUNTAS: ¿Cuánto es dos más uno?

EDREL’CH: La respuesta es tres.


Texto: Donovan Rocester

Imagen: Blacksmith Dragonheart

Anuncios

24 pensamientos en “Edrel’ch y el #21

  1. Pingback: Edrel’ch y el #21 | terapiasintegradorasblog

  2. Yo sé cómo se puede tranquilizar a EDREL’CH sin caja de preguntas: ponerle en contacto con mi hijo pequeño. Este es capaz de hacer preguntas 24 horas al día, unas 20-30 por minuto. Algunas, de tipo “¿por qué no tienes orejas tan rojas como piel de Spiderman?” son capaces de entretener a cualquier demonio durante mucho tiempo…

    Le gusta a 3 personas

  3. Pingback: Edrel’ch y el #21 | Blacksmith's Workshop

  4. Pingback: Elige un salto | Donovan Rocester

  5. Pingback: Edrel’ch y el #21 | Pasaje de Tiempo

  6. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

  7. Pingback: Elige un salto | SALTO AL REVERSO

  8. Pingback: Hidrokinesis | Blacksmith's Workshop

  9. Pingback: La lágrima de sangre | SALTO AL REVERSO

  10. Pingback: La lágrima de sangre | Donovan Rocester

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s