Ultimátum de una cicatriz


cicatriz

Lo lastimas porque te lo permite. El permiso que tienes para humillarlo llega a su fecha de expiración. Aunque la pasión erótica es indeleble, el respeto se va evaporando con cada lágrima que absorbe su cuerpo en el silencio. Una palabra o la indiferencia hieren más que un golpe.

Ser propiedad de ti o no, ese es el dilema. Juegas con él sin arrepentimientos ni límites, conmigo no harás lo mismo. Fui la primera, pegada como un tatuaje en el alma, producto de tu traición.

No voy a tolerar otra en mi lugar. Ni lo pienses.

Nota: Fotomontaje: Cicatriz 2015, autor Edwin Colón

Anuncios

5 pensamientos en “Ultimátum de una cicatriz

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s