La cita


Aspiró para saber si las flores aún tenían fragancia. Echó otro vistazo al reloj. Se levantó de la banquita: en el camino soltó el ramo en donde decía «Orgánica» y se alejó del parque.

No llovía.

Anuncios

7 pensamientos en “La cita

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s