El amor ha vuelto a mí


Cayó mi alma al vacío,
tocó fondo y rebotó.
Apareció una luz compulsiva
que me induce a amar.
Vuelvo a la vida y vuelvo a amar.
Recorre nuevamente
la pasión en mi sangre.
Tiembla y se enfría mi cuerpo,
señal proscrita al síntoma preciso
que diagnostica que he llegado una vez más
a las puertas del amor.
Sin saber ni cómo, ni cuándo,
ni dónde, ni por qué.
Es decir, la enfermedad resultó positiva:
el amor ha vuelto a mí.

Anuncios

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s