Amor estacional


Entrando en la vida cual tímido en una marabunta de gente, te encontré. Sí, a ti te lo digo, a ti que siempre vuelves, que siempre me impregnas de tu sosiego mediante la brisa de tus hojas, mediante tu olor añejo y eterno, mediante ti.

Yo, que tanto fulguraba, no conseguía cegarte, mientras que tú lo lograste. Entraste en mí, e hiciste que todo en mí fluyera, desprendiéndome de lo truculento, envuelto en hálitos de luz.

Te deseo y anhelo, querido otoño, y ahora que vuelves, no habrá luna que me oculte ante ti.

Firmado: El Sol.

Anuncios

5 pensamientos en “Amor estacional

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s