La falda


20160617_170725

Nuestro subconsciente a veces nos salva del ridículo; una mujer que cruza por delante del coche de un compañero de trabajo, y antes se alisa la falda un momento. A la vez arranca el automóvil y este se pone en movimiento. Ella mira al rostro del conductor, no mira el coche que es el que puede causar un accidente, tampoco mira la distancia que se acorta, mira al hombre, a quien en definitiva ha visto un par de veces y sabe que acabará deteniendo el vehículo. Porque su subconsciente (tiene que pensar) no terminará chocando con una falda que lo había distraído.

(Fotografía del autor, Estocolmo 2016)
Anuncios

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s