Caminar congénito


Solo quiero hablar del día a día,
del apresurado caminar para llegar a casa,
de la mirada cansada que no quiero capturar
y ver tu documentada marcha diaria.
No quiero molestar tu huella ya marcada,
que de solo sentir mi presencia
se podría suspender lo que ya
está establecido como camino.
Estaré atento, callado y sumiso
a tu transitar.
Para tus ojos solo seré un elemento más
de la cotidianidad de la calle.
Así podré percibir
lo congénito de tu caminar.

6 comentarios sobre “Caminar congénito

  1. Felicidades, tu obra ha sido seleccionada para formar parte de la antología anual de Salto al reverso. Para que podamos publicar tu obra, es necesario que llenes el siguiente formulario: http://www.emailmeform.com/builder/form/Z538n8PeM0k2sL3ocm3v5c609 También es necesario que envíes la imagen de tu obra en la mayor resolución que tengas (envía tu archivo original) a saltoalreverso@gmail.com. ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .