Aquel destierro


Al sol débil que se recorta sobre los árboles de un monte cercano, refulgen las piedras, que dolorosos colores lanzan antes de la noche. Es el momento en que una nube tapa el cielo limpio con un manto negro. Entonces pienso que no fue mala idea aquel destierro, que encontré respuestas, amor y libros envueltos en dudas, aunque nada es tan idílico como una supuesta vida en literatura. Qué hermosa mentira que no te cuentan nunca los expertos: el poeta puede ser serio, pero sobre todo austero y no vende ni come sus versos. Por eso viste traje y corbata y, educado, produce algo muy distinto a los versos.

 

(Foto del Autor)
Anuncios

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s