Anatomía gramatical


Sus dedos son cristales largos, cavan y clavan.
La tersura del cielo amoratado de tanta noche
desenvaina sus huecos, sus llantos, desparrama
por la orilla seca las no sonrisas y ya no llueve más.

Su piel es un planeta que la conquista no desea;
desea ser paisaje, historia, tribu, pueblo y nación,
también necesita agua y quién riegue sus dudas;
la profesión más hermosa es la de cuidador de planetas.

Su flexibilidad es arte digital, porque siente,
no dobla esquinas,
no ruega torcer caminos,
no espera, porque es ola y esa incesante sed de más.

Sus tonalidades son rojas para ella, pálida;
para los demás, se enrosca con la noche aunque esté de día
y suele soñar con los dolores que le faltan
para que todos digan, “está viva”.

Anuncios

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s