Nunca la he besado


La besaría porque es tierra santa,
esa tupida y extensa flor,
se presenta un oasis de palabras
y el paladar se empapa,
flor sin tierra.

La amaría con la gracia de los peces,
nadar donde amo y respirar sus profundidades,
esconderme bajo el follaje fértil,
reír lleno de ella,
de su respiración vivir.

La guardaría del sol, de la luna,
de la sangre que vuela
sería sus alas,
en sus ojos los pensamientos hablados
los halagos torpes y otras niñerías.

La dejaría en paz, la otra paz,
la violenta, la bulliciosa,
la que no deja pensar,
la que habita,
no la cambiaría,
ni de vida,
ni de barrio,
la quiero feliz como las flores sin tierra
que hay por mil.

Anuncios

2 pensamientos en “Nunca la he besado

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s