Relámpagos


Un estruendo azota mi cara
—tu belleza irrumpe—
las luces dan forma a tu figura
—‎es descomunal—
una silueta generosa y jovial
—soberbia y natural—
hace añicos mis palabras.

Te mueves en mi mente
—estática y eléctrica—
primero tus piernas separadas
—‎multiorgásmica y angelical—
luego tus labios, tu mirada y tú
—‎nada dices, aún así eres murmullo—
eres toda al desafiar mis ojos.

Dónde están mis fuerzas
—acaso en tu esculpida garganta—
las palabras son lenguas vivas
—sobrepasada por mi boca—
acuden a tu cuerpo venerado
—esperas mis dientes—
entonces muero de solo mirarte.

Tu rostro de amor duele
—el gozo emana por los versos—
en tus ojos el llanto de tanta mirada
—se desliza en cada verborrea—
de tus labios la triste rabia
—‎adjetivas la añorada juventud—
deshaciéndose en mis palabras.

Anuncios

4 pensamientos en “Relámpagos

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.