A estas horas


Extraño el azul de tu voz, desde ese acento canchero y la forma en que arrastras algunas palabras, hasta el brillo fino de un: ¡¡pero, ché!!

Extraño tus manos acariciando el cielo de mi mirada, tan azul de verte, tan azul de soñarte, tan azul de sorprenderte cuidando mi piel.

Extraño el destello en tu cabello del azul de la luna en días sin estrellas y la panza del firmamento explota en azul intenso y nosotros nos amamos.

Extraño el a contraluz de tu pecho, azul que deshaciéndose en mi boca, una dosis tan tuya como mis manos en tus caderas, agitando el mar.

Extraño que seamos lo escrito a diario entre el jueves, viernes y domingo, en el fondo azul del blog y a veces en un salto al reverso de nuestras vidas.

Anuncios

6 pensamientos en “A estas horas

  1. 👏👏👏👏👏 Maravilloso!!!! Tu poema es un ejemplo de maestría, por el “simple” hecho de decir tanto (tan visual, tan tacto, tan para todos los sentidos) utilizando la palabra “azul” sin que por ello resulte pesada su repetición. Es más, haces que el poema necesite su sonido (azul) para que fluya.
    Muy muy bueno, M.
    Te felicito desde mi humilde opinión

    Le gusta a 1 persona

  2. Buen trabajo. Es interesante la repetición de “azul” no solo para cumplir con la consigna sino para fijar el color en nuestra mente y usarla de símbolo cromático de paz, alegría, anhelo. En fin, me gustó.

    Le gusta a 1 persona

Somos una comunidad, comenta y responde

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.