Recuerdo mi jardín


Clivia miniata

Flores de ciudad,
pétalos espléndidos,
recuerdo vivaz.


Ejemplar de Clivia miniata en un jardín de Montevideo. En memoria de las plantas de flor que tanto cuidaba mamá.

Anuncios

Zucará


Plumerillo rojo

Cual pulpo rojo,
tentadora belleza
que brota vital.


Flor de plumerillo rojo o zucará (Calliandra tweediei) en un jardín de Montevideo.

Perlas del paraíso


Racimos de árbol de paraíso

Gotas castañas,
cual perlas de madera,
invierno suave.


Racimos de frutos de paraíso (Melia azederach) en el ornato público de Bulevar Artigas, Montevideo. Una postal típica de nuestro invierno.

Cratego de cerco


Cratego de cerco
Roja, carnosa,
mordida peligrosa,
finca cercada.


Cerco de cratego (Pyracantha coccinea) en un jardín callejero de Montevideo.

Sus frutos son tan atractivos como tóxicos.

Pájaro en flor


Strelitzia

Pico que otea,
ave de los jardines,
mágicas alas.

·

·

·

·

·

·

·


Un ejemplar de flor de pajarito (Strelitzia sp.) en un jardín montevideano.

Colas de zorro


Cola de zorro

Sutiles colores
que pintan la noche
del gran bulevar
de las penas perdidas.

Humildes las flores,
sin tanto reproche
observan pasar
esas piernas curtidas.

Muy mal van de amores,
se suben al coche,
etéreo pesar
de palmeras dormidas.


·

·

·


Ejemplar de cola de zorro (Pennisetum sp.) que crece como yuyo en el jardín de una casa abandonada sobre Bulevar Artigas, una arteria montevideana donde tradicionalmente paraban las mujeres del triste oficio, cada una junto a su palmera.

Media estación


Enredadera verde y amarilla
Verde cual viento,
amarillo brilloso,
otoño del sur.

·

·

·

·

·


Los colores del otoño austral en el barrio Atahualpa de la ciudad de Montevideo.

La primera estrofa es una alusión al Romance sonámbulo de Federico García Lorca.