TE NECESITO


chojesus

Libertad

Te necesito a ti…
Y a ti… y a ti… y a ti.
Para formar un ejército
Con las manos transparentes,
Con las miradas bien limpias
Y armados de pica y pala,
Para, piedra a piedra, derrumbar
Las miserables murallas
Que mantienen secuestrada,
Atada de pies y manos,
A la LIBERTAD bendita.

 

Ver la entrada original

Anuncios

GUITARRA FLAMENCA


chojesus

guitar

Guitarra, guitarra mía,
Canta porque yo no puedo
Que enmudece mi garganta
Cuando acaricio tu cuerpo.
Tu cuerpo de cante jondo
Con cuerdas de pelo negro,
Que van desgarrando notas
Al paso del taconeo.
Guitarra, guitarra mía,
Herida por sentimientos,
Por lamentos desgarrados
Preñados de amores muertos.
Guitarra, guitarra mía,
Canta porque yo no puedo
Que enmudece mi garganta
Cuando acaricio tu cuerpo.
Y el cimbrear de tus cuerdas
Me aturden en desconcierto
Cuando siembran los “quejíos”
Por los olivares viejos.
Canta guitarra, yo escucho,
Prisionero de tu cuerpo
Dejando escapar suspiros
Que cornea el toro negro.

 

Ver la entrada original

BARRICADA


figuras_de_fuego_con_sombras-2560x1600

Montaré mi barricada
Para impedirles el paso
Al desamor, al engaño,
Desesperanza y fracaso.
Montaré mi barricada
Contra la envidia y la ira,
Contra los falsos pastores
De promesas incumplidas.
Montaré mi barricada
Contra el corrupto farsante,
Contra la venganza ciega
Y el guerrero delirante.
Montaré mi barricada
Contra falsas lealtades,
Contra el beso simulado
Del que quiere castigarte.
Y no pasará el olvido,
Tampoco la indiferencia,
Sólo pasará el amor,
La templanza y la paciencia.

 

CENA DE NOCHEBUENA, LA PERRITA


chojesus

Móvil J 159

Anoche, como en muchos hogares del mundo, cenamos en familia celebrando la Nochebuena. Lo hicimos en casa de mi hermano, y allí estaba también algún amigo despistado.
La velada fue bastante amena, y cómo es normal, allí iba “cada loco con su tema”: mi hermano, orgullosísimo del guiso que había hecho; un poco más allá otros discutían si Messi era mejor que Ronaldo; otros despotricaban sobre los políticos; alguna comentaba lo cansada que se sentía de estar todo el día en la cocina; a mi suegra se le pintaron colores en la cara por los vasitos del rico vino; mi suegro, con ojos de chiquillo desconsolado, miraba los ricos manjares “restringuidos” por su diabetes; los chiquillos corrían de un lado para otro, enseñando a cada uno el regalo de Papa Noel. En fin, una agradable cena en familia.
De pronto, en la puerta abierta del local que da a la…

Ver la entrada original 212 palabras más

Y LLORE


chojesus

cuadro niño abandonado

En la calle bailaban luces de colores,
La gente apiñada, paquetes cansados,
Olores de fiesta flotaban felices
Y mil villancicos con prisa, agobiados.
Sonreía la luna arriba en cielo
Y estrellas guiaban a los tres Reyes Magos.
Un Papa Noel escala balcones
Con su saco a cuestas suspira cansado.
Pero me detuvo una voz misteriosa
Desde el portal viejo me dijo: señor,
¿Por qué va la gente alegre cantando?
Y brillaron ojitos llenos de temor.
Allí, acurrucado entre cuatro cartones,
En la oscuridad del viejo portal
Temblaban de frío sus manitas blancas,
Su carita triste, triste me miró.
Ven, vamos conmigo, dije sin pensarlo,
Y en aquel momento mi alma chirrió,
Miré hacia la calle, la calle de fiesta,
Y quise perderme por cualquier rincón.
Perderme del mundo de bellos colores,
No oír villancicos ni el suave tambor,
Sólo acariciar la carita triste
Del niño que el mundo sin piedad…

Ver la entrada original 2 palabras más

SINCERIDAD


chojesus

discusion-de-pareja

Desde el primer día de su matrimonio habían llegado a un pacto: la sinceridad entre ellos tendría que ser absoluta, le gustase o no al otro lo que el uno dijese. Varias veces había surgido alguna que otra discusión, pero en general, este pacto funcionaba muy bien. Se decían las cosas sin complejos y sin temer la reacción del otro.
Ese día, sin embargo, algo cambió. Fue un suceso que puso en peligro esa estabilidad.
María estaba planchando mientras cocinaba la comida. Pedro llegó de la calle, era su día libre y había estando tomando una copa con los amigos en el bar. Al entrar en su casa notó algo raro y se preocupó. Sintió un presentimiento, y efectivamente, descubrió algo que no esperaba.
-Quiero que me digas la verdad, María, ¿qué ha sucedido?
-No te entiendo cariño…
-Sí, sí que me entiendes. Venga se sincera y no me lo…

Ver la entrada original 89 palabras más

QUE BUENOS SOMOS… EN NAVIDAD


chojesus

Mendigo

Su vida le había pegado duro, muy duro, con su mazo. Sencillamente no había tenido suerte, aunque la buscase con ahínco, y, sin remedio, un mal día se vio mendigando por las calles un pedazo de pan.
Consiguió cobijo, como otros tantos, en un sucio portal. Su cama era un trozo de cartón y otro su manta. Día tras día, mes tras mes, durante tres años, se arrastraba sonámbulo, sin rumbo, sin esperanza, sin destino. Cada noche hacía recuento, y se sentía feliz de vivir. Ése era su fin, sólo vivir.
Aquella fría mañana, cuando despertó, descubrió a su alrededor una serie de paquetes de regalos. Entonces cayó en la cuenta, era Navidad. Sonrió amargamente y, uno por uno, fue arrojando aquellos regalos en el contenedor de basura cercano.
Los mismos que durante todo el año le negaban incluso un pedazo de cartón, hoy le cubrían de presentes.
¡Hipócritas! gritó…

Ver la entrada original 16 palabras más