Libres o callados


Golpes de metal lejos,

son los antiguos aurigas de la cultura,

que actualmente nos quebrantan con imágenes,

buscando cerebros libres.

Una especie extinguida en nuestros cráneos.

 

(Foto del autor)

Brumas


Te arriesgas valiente y contenta;

y de brumorosas hojas quedas atrapada

en el encanto de aquel verano.

Escogida por tus labios vuelas siempre.

 

(Foto del autor)

Voces


Cuando doblan las campanas de la libertad,

solamente se te permite asistir a su entierro.

Tan alejadas nos han quedado en el tiempo

las voces que estaban limpias.

(Foto del autor)

Todo cabe


Todo cabe en una noche de insomnio mientras duermes.

Todo espera.

Todo puede volver a empezar a la mañana siguiente.

Pero sigues encerrado.

 

(Foto del autor)

La aventura del amor


La aventura del amor

es recoger un poco de frío al coger una mochila,

y pensar en ti,

y reírse de esas miradas hieráticas.

Cansadas ya al principio de la mañana.

 

(Foto del autor)

Dolor psíquico


Fotografía por @theyoungQuevedo

Etérea es la dicha;

la capa fina de nieve agradecida,

y el día que nosotros sonreímos antes de cenar.

Etéreos hablan los árboles,

y los pensamientos son pompas enérgicas

que deberían ser una imagen.

a la que decir, “ya no existes”.

Etéreos son los días que felices veremos en la vejez.

Hay tanto dolor en el cuerpo que niega ser etéreo,

como miserable traidor, codicioso del cariño.

Semillas


 

 

Son las semillas del diablo.

Una encarnación del mal que quiere mancillar los sueños con objetivos.

Tenues,

resignadas,

se escuchan las disculpas egoístas como disparos.

 

(Fotografia del autor)