Macetas de invierno


«Flowerpot in the snow», por Haffous (CC0)

“El que intenta entrar
en la rosaleda de los filósofos,
sin la llave,
es como el hombre
que quiere caminar sin pies”.
Epigrama XXVII De Secretis Natura

I
Es un llamado a actuar
contrario a la naturaleza
de mi elemento.

Pero hoy no, hoy no quiero.
Me rehúso a «arreglarlo todo»
mediante la desintegración.

II
Tomaré los tesoros,
pedazos del ayer,
y los sacaré de la tierra.

Cuidaré sus raíces
y los pondré en macetas,
para rescatarlos del invierno.

III
No quiero verlos morir,
solo los quiero mudar
al terreno del ayer.

Salvar lo que se amó,
del fuego que consume,
plantarlo en la ro-sa-le-da.

(siempre tendrás la llave)

Collares


Iluminada por el sol,
arranca a besos,
mordidas,
la serenidad
duramente adquirida.

Cierra los ojos,
conversa,
entreteje
collares
con serpientes:

una perla,
una cuenta
de oro blanco,

un brillante,
un aro
de humo,
ceniza.

Termina,
remata el extremo
con un nudo
corredizo.

Encendida por el sol,
muestra reflejos,
razones,
esencias
e indicios.

Abre los ojos,
recuerda,
sujeta
collares
con esquirlas.

Acaba,
remata el final
con un nudo
de infinito.

«Ichthys», fotografía por Crissanta.

Bienes escasos


Para qué sirven las horas

y el reloj

Para que no se haga tarde

Y qué significa eso

Quiere decir que con el reloj

podemos llegar a tiempo

A tiempo de qué

Puntuales

Qué es puntuales

Ser puntual significa que si pactas una hora para algo

tienes que llegar a esa hora precisa

Y por qué es tan importante llegar a la hora precisa

Porque el tiempo es un bien escaso

Qué significa que el tiempo es un bien escaso

Quiere decir que tenemos poco tiempo

Si hubiera más tiempo entonces no se haría tarde

Es posible

Pues desde ahora voy a ahorrar el tiempo

para que no te falte ni a ti

ni a mí nunca.

Los peces betta


Los peces betta (se matan entre sí).

Recientemente murió mi abuelo;

la familia, antes paz y armonía, es carnicería.

A la otrora casa tranquila, un estanque sin peces koi.

Oceánica, inundadora, abismática. 

Antes carpas koi,

mutamos a peces betta,

insoportables, asesinos.

¡Que no quede nadie vivo!

El abuelo no está,

nadie estará,

la casa es mía,

el rancho también.

El Cadillac me pertenece,

las joyas mías son.

Ella no se llevará nada,

nunca quiso a papá.

Mamá se va mañana al asilo,

despediremos a doña Lupita,

que se vaya sin pensión, sin gracias,

directamente al olvido,

que no regrese jamás.

Si se acercan, los mato,

si me acerco, me matan,

nos matamos, los peces betta nos matamos.

Éramos una familia.

Ahora habitamos distintas peceras,

comunicación y «feliz navidad» detrás de cristales,

porque si me acerco, me pueden matar.

Mi dolor como ídolo


Sin voz ni voto
recreo en silencios
llenos de opiniones a petición de nadie
Sin dueño pero queriendo tener algo de ego
escuchando lo que le dicen
tratando de entrever si le preguntan algo
para no decir solo un sí indiferente
raro
Un sí que puede que sea de verdad o de mentira
pero eso al resto le da igual
porque ya no hay voz
ya no canta
solo susurra con miedo
por no dañar al resto
se hizo daño a sí misma
y ahora el dolor
se convirtió en su único ídolo

Se sacrifica por él
muestra ofrendas en situaciones
donde fuera de lugar
participa en una inercia
donde todo tiene que parecerle bien
porque sino es el error de la ecuación
porque sino se le echará la culpa de opinar
cuando solo quiere opinar
ser una parte más
ser calma en su voz
y no temblar por dentro

Lo demás


Foto: ahuanda

Pregunté al pájaro sobre la vida.

Me dijo el pájaro:

                             Lo demás.

¿Qué es lo demás?

Lo demás

Se va volando.

Tan temido


Photo by Dziana Hasanbekava on Pexels.com

Los dioses se han ido.
No hay quien aguante el peso del mundo
sobre hombros ausentes.

Me asomo al desfiladero.
Esa grieta ancha donde nadie escribe
se parece al infierno.