Creencias


Yo soy yo

y mis creencias (¿?).

 

Siempre que te permitas

pensar libremente

y no con base en tus creencias

—o no del todo—.

 

Todo puede cambiar

si piensas.

 

No soy un hipócrita,

soy persona

y cometo errores.

 

No siempre pienso lo mismo

sobre lo mismo.

Y eso me gusta.

Soy yo conmigo

y en la comodidad con todas.

Valor


Las tormentas no son traidoras,
avisan.

Es curioso cómo lo bueno
es doble bueno sin avisar
y cómo lo malo
puede ser la mitad de malo
avisando.

Una traición vale más que mil tormentas.
No solo lo bueno vale.