La espada de los espíritus


La espada de los espiritus

Porque todo aquel que tenga un espíritu, puede empuñarla y blandirla.

Anuncios
Se despertó la poesía

Se despertó la poesía


Tu cuerpo, playa


Tu cuerpo playa

Poema y dibujo a tinta por Juan Machín sobre una pintura de Pilar Hinojosa.

 

Tu cuerpo: playa

que besan mar y sol

al atardecer.

Pasaron


Son rostros prodigiosos los que se van,

ya no dictarán más música.

Los pensamientos podridos de perfeccionistas

y ese paso de acero de algunos días

les persiguen.

 

Gestación de autonomía


Foto: Gema Albornoz

Puede que nadie te vea,
hasta que tú te mires.
Puede que no encuentres el brillo,
porque tú seas luz.
Puede que, a veces, te escondas
—cada vez que seas laberinto.
Puede que siga pasando el tiempo,
solo, hasta que tú lo detengas.
Puede que suene la música
y tú seas alguna de sus notas.
Y puede, puede que cuando no te mires,
no te veas como luz, te líes como hilo
laberíntico y el tiempo te sobrevuele,
mientras canta. Y entonces, seas tú,
en ese momento, serás tú y no otra.
Serás tú y eso te bastará.

1. En el principio, esto es lo que recuerdo


Recuerdo

2. Mi mente estaba oscura y desordenada. 3. Y sin saberlo creé mi primera arma

Prototipo de «El arma perfecta»


The Prototype

Prototipo de El arma perfecta, sellado y congelado, debido a que el modelo es demasiado contundente e inestable para ser lanzado al exterior.

Técnica: tinta sobre opalina.
Por: Blacksmith Dragonheart