Y si el alba raya


Salva tu impulso.
El viento natural sopla.
Te ayudará al atardecer.
Levanta tus fuerzas.
El fuerte oleaje choca,
la gaviota atraviesa la luna.
Te empujarán ambos al anochecer.
Enciende tu llama.
El resplandor y el alba rayan.
Línea continua infinita.
Rompe el día.
No se apaga,
pues te salvas
y te levantas.
Hasta que el alba
raye tu llama.

Tras el velo y el viento


_MG_2784_1042

Se va


se va

…en el puente

sobre la autopista

veo pasar los coches.

Azul, negro, blanco, blanco, azul, rojo, gris, amarillo.

Está atardeciendo y las sombras

se alargan como chicle.

(No se quieren despegar del suelo)

Cuatro chicas –en otro lugar-

dos de ellas con velo

se hacen fotos:

detrás una cascada;

los arreboles se reflejan en su piel blanquísima

y los últimos rayos

de luz

brillan en sus lentejuelas.

-¿O son sus ojos? – Ríen.

Y mientras, pasan los coches :

Azul, negro, blanco, blanco, azul, rojo, gris, amarillo.

Pasan indolentes,

furiosos,

tristes…

Pasan como si a pocos metros de allí

no hubiera unos arces otoñando

en un jardín

de un hospital:

una habitación, una ventana, un amigo

que se va.

 

 

Sobre la superficialidad de las cosas


Sumérgete allá donde vayas.

Entre Castillo y Castroviejo

Tejer palabras


palagrafia puente

Tejer palabras:

textos

con aguja y lápiz.

Tejer mentiras tejer

cosas que nunca te dije.

-amor por ejemplo-

Tejer a modo de expiación

demasturbación

de hambre.

Como una necesidad

primitiva primigenia: la sed

una

y otra vez

tejer:      

                                        ( con puntada corta )

 

aguja———–hilo———-manos

manos–hilo–cara

con bocas luna

o lágrimas

luna.

araña–hilo–mano

araña      arañas

manos

en la plaza—puentes—rascacielos

llenos de coches. Seguir leyendo «Tejer palabras»