Precios


El que interrogaba callaba como un mudo. Creo que no ha vuelto a preguntar nada a sus seguidores, ni gritó ningún ideal más cuando aparecieron en escena los precios de las cosas.

 

(Foto del autor)
Anuncios

Aquel destierro


Al sol débil que se recorta sobre los árboles de un monte cercano, refulgen las piedras, que dolorosos colores lanzan antes de la noche. Es el momento en que una nube tapa el cielo limpio con un manto negro. Entonces pienso que no fue mala idea aquel destierro, que encontré respuestas, amor y libros envueltos en dudas, aunque nada es tan idílico como una supuesta vida en literatura. Qué hermosa mentira que no te cuentan nunca los expertos: el poeta puede ser serio, pero sobre todo austero y no vende ni come sus versos. Por eso viste traje y corbata y, educado, produce algo muy distinto a los versos.

 

(Foto del Autor)

Brumas


Te arriesgas valiente y contenta;

y de brumorosas hojas quedas atrapada

en el encanto de aquel verano.

Escogida por tus labios vuelas siempre.

 

(Foto del autor)
Demasiado caminar

Demasiado caminar


Todo cabe


Todo cabe en una noche de insomnio mientras duermes.

Todo espera.

Todo puede volver a empezar a la mañana siguiente.

Pero sigues encerrado.

 

(Foto del autor)

La aventura del amor


La aventura del amor

es recoger un poco de frío al coger una mochila,

y pensar en ti,

y reírse de esas miradas hieráticas.

Cansadas ya al principio de la mañana.

 

(Foto del autor)

Dolor psíquico


Fotografía por @theyoungQuevedo

Etérea es la dicha;

la capa fina de nieve agradecida,

y el día que nosotros sonreímos antes de cenar.

Etéreos hablan los árboles,

y los pensamientos son pompas enérgicas

que deberían ser una imagen.

a la que decir, “ya no existes”.

Etéreos son los días que felices veremos en la vejez.

Hay tanto dolor en el cuerpo que niega ser etéreo,

como miserable traidor, codicioso del cariño.