Los no suicidas


 

José no quería seguir viviendo. María había dejado de ser virgen y no gracias a él.

Por su parte, la Paloma que embarazó a María tuvo que inventarse varios heterónimos mágicos-fantásticos en el que ella es Paloma, Padre, Hijo y Espíritu Santo a la vez.

Se inventó tres vidas, para que otras tres vivieran bien.

Blasfemia


En algun templo sagrado

sacrificamos nuestros cuerpos a los santos

esos santos de madera y polvo

cuyos ojos

estan muertos

en frente de ellos blasfemamos

mientras nuestros cuerpos

a la luz de las velas

bajo el aroma del incienso

gozan

y con la cruz nos masturbamos

en nombre

de nuestro senior Jesus Cristo

y la madre Maria,

Amen !

 

(version en espaniol, exclusiva para Salto al Reverso …)