Abril cotiza en bolsa


 
 
 
 El caso fue cerrado
 por falta de pruebas,
 pero el hecho es que alguien
 se ha robado el mes de abril.
 Inexplicablemente
 el atraco más insólito de la historia
 solo fue difundido
 en una canción.
 Se desconoce con qué intención
 el ladrón huyó con esos 30 días
 del calendario.
 La gente tira de donde puede
 con esta condenada crisis
 y, sin embargo,
 pudo haber atracado diciembre
 o los meses de verano
 que son los más jugosos
 del año.
 Nadie se explica
 quién se ha robado
 el mes de abril,
 pero se ha detectado
 un paquete de días
 que ya cotizan en bolsa
 y es que el tiempo  
 ahora es un bien escaso
 tal vez más volátil
 que el capital financiero
 que el dinero
 o que la vida misma.