Disparo certero


Anuncios
Virgencita de las Dudas

Virgencita de las Dudas


Ya recé cuatro rosarios, Estuve de rodillas con mil libros en cabeza y manos. Mirando la pared. Horas. Ayuné. Y llevé a cabo todas tus penitencias. Pero ya acabé, Virgencita de las Dudas. No te adoro más. Ni ruegos. Ni flores. … Sigue leyendo