Demasiado caminar

Demasiado caminar


Sobre despedidas y taparse la nariz para no tragar agua


saltoalreversoweb

me hablaron de un lugar en el que podías gritar de rabia y nadie te diría nada. era como un acantilado, en el que solo escuchabas tu eco y el ruido de esas olas que chocan contra las rocas.

ese lugar encantado me ayudó a soltar todo eso que tenía para compartir. todo ese dulce y a veces esa rabia contenida. di el salto al reverso y en vez de caer al vacío, caí sobre manos suaves y cariñosas.

ahora que ya no tengo miedo a expresarme, me marcho. pero estaré bajo el acantilado esperando para ver tu triple salto mortal y poder abrazarte cuando salgas a la superficie.

lachicaimperdible 

La ilustración y el texto son de mi autoría*

Puedes seguir mi trabajo en mi web y en Facebook. 🙂

Especial agradecimiento a Crissanta, Elvira Martos, E.J. Castroviejo, Roberto Cabral, Enrique Urbano, Fiesky, y a todos los autores del Salto.