Collares


Iluminada por el sol,
arranca a besos,
mordidas,
la serenidad
duramente adquirida.

Cierra los ojos,
conversa,
entreteje
collares
con serpientes:

una perla,
una cuenta
de oro blanco,

un brillante,
un aro
de humo,
ceniza.

Termina,
remata el extremo
con un nudo
corredizo.

Encendida por el sol,
muestra reflejos,
razones,
esencias
e indicios.

Abre los ojos,
recuerda,
sujeta
collares
con esquirlas.

Acaba,
remata el final
con un nudo
de infinito.

«Ichthys», fotografía por Crissanta.