La luna es un glovo que se me escapó

La luna es un glovo que se me escapó


Pasta Alegori


La receta. Infalible listín de procesos que fundamentan el diseño del sabor. Con los materiales más deliciosos, podemos dar forma a la octava maravilla culinaria. Y a su vez, con dichos conjuntos anónimos construimos un lienzo blanco que aspira a convertirse en obra.

Durante cada paso en la producción gastronómica se abre una ventana a la especialización, la técnica, el estilo y la sazón. Un mundo dentro de otro, y así el universo de las ideas se expande. Concebido por la curiosidad y el hambre. La vida culinaria me absorbe y me hace parte de ella.

Entre un bosque de especias me pierdo, ¡alegre!, aunque aveces soy guiado por proteínas tradicionales, salsas empalagosas y un sinfín de comensales tediosos… siempre encuentro la luz al caer en una olla con agua hirviendo, y un paquete de pasta linguini a la mano.

Sin nada que hacer a media noche, acechado por un apetito desgarrador, contenedores vacíos, alacenas rebosantes de polvo y sabores enlatados que no complacen ni a una rata, te encuentras con una alternativa que el humano común desatiende a lo largo del camino, evade comerla siempre con la excusa de “su típica y fácil preparación”. Pero se equivocan, no tienen ni idea de lo aquello que tienen al frente, la vida hecha masa. Y la masa, hecha pasta.

Me brindas lo que necesito, haces armonía con todo aquello que en la naturaleza nace y en la cocina siempre me dejas pintar obras de arte contigo.

Gracias, en nombre de todo aquello que es delicioso.

La comida


Hay sueños que son como vidas. ¡No los desaproveches!

La inmortalidad del cangrejo

“¡Vaya día! Hoy que nos habían montado los puestos de trabajo en el recinto exterior, tiene pintada de que va caer la del pulpo. ¡Es lo que tiene trabajar en un sitio tan moderno! Ahora toca esperar a que el equipo de informática traslade todo, de nuevo, hasta el interior de la oficina.

Imagino que este es el típico momento en el que todos aprovechan para hacer sus recaditos personales, tomar un cafelillo o charlar distendidos con otros compañeros.. Pero yo, llevo tan poco tiempo en el trabajo, que no tengo aún demasiado que compartir con ellos. Bueno, para ser exactos, es que no tengo claro quien es quien y no sé si ellos han reparado ni siquiera en mi existencia…. Además, este punto novato en el puesto se paga con lentitud y falta de eficacia. Sin embargo, tengo tanto por hacer… Aún me queda prácticamente todo…

Ver la entrada original 710 palabras más