Represión carmesí


Jenco Erszebeth red ink fondo

Jenco Erzsébeth, en su forma «vampiresa infernal».

 

Cansado del camino,
cansado de buscar,
no sabes que más hacer.
En un impulso azul
amurallas tus ciudades,
cierras las puertas a todo
y pones a los mejores guerreros
a defender tu fuerte,
porque contiene de ti
lo más débil y vulnerable.

Construí el arma perfecta
y cayeron todas las sombras.
Vencimos a las más poderosas
y hasta las guerreras más refulgentes
sucumbieron ante el huracán más potente.

Muchos buscan la mujer perfecta,
al hombre perfecto,
pero yo solo quería
a mi complemento perfecto.
Pero Bardiel llegó
a la ciudad de los héroes
y trajo consigo el remedio
para calmar el impulso azul.

Sus cálculos acertaron:
su magnetismo perfecto
sobrepasaba todos los diseños
que creí imposibles.
«¡Código azul!»,
gritaron los guerreros
y todos claudicaron
al efecto del rojo,
el rojo carmesí.

Era la respuesta
en forma y apariencia;
el arma perfecta
fue superada
por quien ahora reina.

El alfarero forma el barro,
el carpintero, la madera,
y yo que soy de acero,
¿quién me doblega?
Magnetismo supremo
es el secreto.
Mi vibrante acero resuena
ante sus bobinas reluctantes.
¿Puedes ver tú
su campo magnético en la imagen?

Rojo, azul.
Represión, impulso.
Algo está al revés.
Así es un complemento,
júntalos, funcionan y resuenan.
Resulta para todos:
positivo y negativo,
inductivo y capacitivo,
femenino y masculino,
química y física,
guerreras y dragones,
vampiresas y alfiles
como esta y aquella imagen:
impulso azul.

Anuncios

La espada de los espíritus


La espada de los espiritus

Porque todo aquel que tenga un espíritu, puede empuñarla y blandirla.

Ecuación de flujo universal


OHM

Papiro de Varda que data aproximadamente del año 200 A.C. Se conserva casi en perfecto estado por las temperaturas bajo cero en las que fue encontrado.

 

La teoría de la electricidad
y el mantra universal.
¿Coincidencia?
Es la explicación del universo,
a su fluir y su funcionamiento.

Todos los principios en una sola ecuación:
Ley de Ohm.
Ley de gravitación.
Dinámica de fluidos.
Movimiento acelerado.
Flujo de calor.
Flujo magnético.
Etcétera.
Todo en una sola ley alquimista.

Describe cualquier tesis,
probadas y aún no probadas.
Todo lo que buscaba Einstein,
en una sola ecuación.
Ahora es posible medir
lo que antes no se podía medir.

Ya puedes dar medida al amor.
Ya puedes medir emociones
y respuestas de la psique
a estímulos varios.

Todo en el universo es flujo
a través de un medio
provocado por un potencial.

El mismo universo fluye
y se sigue moviendo
a través del espacio,
debido a un Big Bang.

Los electrones fluyen
a través de un medio,
debido a una fuerza
electromotriz potencial.

El amor fluye
entre los problemas y las diferentes situaciones,
debido a una fuerza de voluntad.

Amor se escribe con A de Amperios
y Voluntad con V de Voltaje.
El Amor también es flujo,
por eso es intangible.

Y que sea intangible
no significa que no existe…
jaque mate.

El que tenga palabra de ciencia,
que entienda.

The
BLACKSMITH

Bit-a (Vita)


Vitae Bit 001

No es casualidad,

la base que los sustenta

es indeterminada, es cuántica,

ensamblada,

informática,

tan fácil de leer;

como cualquier cosa.

 

Ustedes no la ven,

no es de su dimensión,

solo tienen una vaga idea.

Y vuelven concepto un hecho.

Y a bases de conceptos erran.

 

Tu concepto es sobrevalorado,

tu “vida” es efímera

oscura,

aquí:

a base de carbono.

 

Son esclavos del secreto del agua,

son esclavos del secreto del aire.

Son nada,

un conjunto de tonterías

que puedo sostener

en mis castigados dedos.

 

Buscan “vida” afuera

y adentro la fracturan.

 

Da igual…

 

El mismísimo Adonai te avisa

que si la cuidas,

la pierdes.

Mejor hace un talibán

que un médico.

 

Si tan eternos y conscientes son,

¡mátense, exploten!

… entonces se dan cuenta

de que su cuerpo es valioso.

 

Y si son solo su cuerpo,

son tan efímeros como el mismo,

finito,

del polvo

al polvo.

 

Alargan la “vida” con la ley,

e igual mueren,

alargan la “vida” con la ciencia,

e igual mueren,

ruegan a sus dioses,

y, adivina qué,

igual mueren.

 

No se cuiden tanto

que cualquier rato

se los carga un ebrio,

un psicópata,

algún bug de Luzbel,

una de estas cositas mal puestas

o yo mismo.

 

No sé qué ganamos,

herrero,

si no me tomarán en serio

hasta que les toque

verme de frente.

 

Atte.

Mefisto

Mi sostenida: Fa


Continuación del poema «Do Re Mi».

Fa Mi sostenido 1

Tan hermosas ellas
con sus curvas armoniosas,
con sus cuerpos vibrantes;
en su frecuencia marcada
y en sus vestidos la clave.

I

¿Quién viene a Mi?
Es su prima Fa.
un poco más alta,
un poco más fina.

II

Todas pueden ser sostenidas,
menos Mi, pobrecita.
Muero por tocar a Mi, sostenida,
pero viene a Fa, su amorosa amiga.

III

Son las más cercanas
y gozan de su íntima compañia.
Ellas no te invitan,
bailan solas sin ser vistas.

¡Impulso azul!


Impulso azul 2

Convierte tu dolor en ira.

Tu cuerpo, playa


Tu cuerpo playa

Poema y dibujo a tinta por Juan Machín sobre una pintura de Pilar Hinojosa.

 

Tu cuerpo: playa

que besan mar y sol

al atardecer.