Bit-a (Vita)


Vitae Bit 001

No es casualidad,

la base que los sustenta

es indeterminada, es cuántica,

ensamblada,

informática,

tan fácil de leer;

como cualquier cosa.

 

Ustedes no la ven,

no es de su dimensión,

solo tienen una vaga idea.

Y vuelven concepto un hecho.

Y a bases de conceptos erran.

 

Tu concepto es sobrevalorado,

tu “vida” es efímera

oscura,

aquí:

a base de carbono.

 

Son esclavos del secreto del agua,

son esclavos del secreto del aire.

Son nada,

un conjunto de tonterías

que puedo sostener

en mis castigados dedos.

 

Buscan “vida” afuera

y adentro la fracturan.

 

Da igual…

 

El mismísimo Adonai te avisa

que si la cuidas,

la pierdes.

Mejor hace un talibán

que un médico.

 

Si tan eternos y conscientes son,

¡mátense, exploten!

… entonces se dan cuenta

de que su cuerpo es valioso.

 

Y si son solo su cuerpo,

son tan efímeros como el mismo,

finito,

del polvo

al polvo.

 

Alargan la “vida” con la ley,

e igual mueren,

alargan la “vida” con la ciencia,

e igual mueren,

ruegan a sus dioses,

y, adivina qué,

igual mueren.

 

No se cuiden tanto

que cualquier rato

se los carga un ebrio,

un psicópata,

algún bug de Luzbel,

una de estas cositas mal puestas

o yo mismo.

 

No sé qué ganamos,

herrero,

si no me tomarán en serio

hasta que les toque

verme de frente.

 

Atte.

Mefisto

Anuncios

Mi sostenida: Fa


Continuación del poema «Do Re Mi».

Fa Mi sostenido 1

Tan hermosas ellas
con sus curvas armoniosas,
con sus cuerpos vibrantes;
en su frecuencia marcada
y en sus vestidos la clave.

I

¿Quién viene a Mi?
Es su prima Fa.
un poco más alta,
un poco más fina.

II

Todas pueden ser sostenidas,
menos Mi, pobrecita.
Muero por tocar a Mi, sostenida,
pero viene a Fa, su amorosa amiga.

III

Son las más cercanas
y gozan de su íntima compañia.
Ellas no te invitan,
bailan solas sin ser vistas.

¡Impulso azul!


Impulso azul 2

Convierte tu dolor en ira.

Tu cuerpo, playa


Tu cuerpo playa

Poema y dibujo a tinta por Juan Machín sobre una pintura de Pilar Hinojosa.

 

Tu cuerpo: playa

que besan mar y sol

al atardecer.

Las valkirias


Las walkyrias

 

Ángeles de guerra son,
con espada en mano
o puño armado,
guerreras de corazón.

Poderosas de espíritu
y de cuerpo sobrehumano.
Dominantes como leonas
y fieras como tigresas.

Sus voces rugen en los cielos
cual trueno ensordecedor,
y sus piernas en el suelo
estremecen a los guerreros.

Escudos de valientes sus trofeos,
hojas de olivo adornan sus cabellos.
Ellas son las armas
y sus alabardas el complemento.

¡Ay de sus varones engendrados!
porque al matriarcado pertenecen.
Pero de exquisitos manjares han gozado
y los placeres de los dioses tienen.

Sus pechos blindados son
calderas de aceite hirviendo.
¡Tenaz debe ser el varón
que esté bajo sus senos!

Piernas con núcleos de acero
y músculos de cobre embobinado.
De su vientre nacen dioses de hierro
y entre sus muslos solo dignos han estado.

¿Quieres unirte al blog Salto al reverso?


CONVOCATORIA CERRADA Actualización: La convocatoria para nuevos autores en Salto al reverso ha concluido. Los resultados han sido publicados aquí: Nuevos autores y colaboradores de Salto al reverso. En Salto al reverso nos interesa integrar a nuevos talentos en los géneros … Sigue leyendo

1. En el principio, esto es lo que recuerdo


Recuerdo

2. Mi mente estaba oscura y desordenada. 3. Y sin saberlo creé mi primera arma