Hablando…


Todo comienza desde el estudio

y el trabajo

como la vida viene a veces subiendo 

a veces bajando.

 

Después seguimos los dos hablando

en una noche

sin tiempo con la luna gritando

su derroche.

 

Después hablamos en otro idioma

lengua de besos

sin preguntas oscuras, sólo ahoras

y algunos versos…

 

Nos perdimos unos días en el silencio

de dos ciudades.

Nacieron las preguntas, crecieron los versos

como cantos, como aves…

 

Un día, a la puerta de tu lindo refugio

un alocado

verso alzó contra tu boca de artilugio

un bocado

                               …de rosas…

y hablando del corazón:

desde hace mucho tiempo que lo tengo hecho pedazos;

los reparto.

No sé en dónde, solitarios, los trozos van quedando…

arrumbados…