Salir a jugar


Rain – Por Veluna, Devianart.
Rain – Por Veluna, Devianart.

Hoy salí a jugar, solo. El cielo, que hacía unos minutos estaba claro, comenzaba a teñirse de tristeza mientras la brisa cantaba que era la hora de correr, de esconderse, de buscar refugio ante la inminente precipitación que se avecinaba.

Yo sólo deseaba salir a jugar, en especial porque ese momento natural venía: lluvia. No necesitaba más que un rato a solas con aquel rocío de agua que acostumbraba a ser vertido desde las alturas. Me hallaba de pie en medio de todo y de nada, un espacio vacío que era ocupado por mi figura solitaria, como una sombra proyectada sobre una pared limpia y pintada con un solo color. Dirigí mi rostro al cielo, inhalé profundamente y lo percibí, sí, el húmedo rastro que iba dejando una gota sobre mi rostro. Era pasiva e iba sin prisa, como una nube flotando en el cielo dirigida por el viento. Cerré mis ojos y sentí… sentí como más y más gotas comenzaban a resbalar por mi cara haciendo compañía a la que había decidido dar el primer paso. Sentí un escalofrío en todo el cuerpo, consecuencia del contraste de sensaciones provocadas por cada una de las tímidas gotas que danzaban sobre mí. Brevemente, por un momento, la idea de gritar me vino a la cabeza como un impulso involuntario, pero me contuve, no quise sentirme más torpe de lo que debía parecer allí en medio de la nada, solo. Dejé de lado toda pena y, por un rato, me quedé allí.

No sabría calcular cuánto tiempo transcurrió desde que sentí la primera gota en mi piel pero, para mí, fue una eternidad, un tiempo sólo mío, un tiempo en el que me perdí en mi universo interior. Satisfecho, aún solitario en mi espacio y con esa sensación fresca en mi rostro, abrí mis ojos y, para mi sorpresa, comprobé que aún no había comenzado a llover.