El camino invisible


 

joe-beck-28190-FOGunsplash (1)

Foto por @joebeck

 

Los años, trazos abiertos en el límite del cielo,

flores dormidas que desprenden aromas

y se encierran en frascos de efímera ilusión.

El amanecer, sueño que se extiende eternamente

hasta donde los ojos se cansan de ver,

boceto de un rostro pálido, sin sonrisa ni voz.

La luz, falsa esperanza que me ciega,

que no me reconoce y congela mis recuerdos

pintados al carbón, entre sombras y grises.

La lluvia, reflejo roto sobre los besos húmedos,

frágil deseo que nubla el lejano horizonte

y se desvanece en la huella de la vida que no vuelve.

El otoño, espiral que agitas mi alma a voluntad,

soplando las líneas torpes que se escriben

en el mapa de este camino invisible.

Nur C. Mallart

Anuncios

La leyenda del Dragón de Acero


muro legendario

«Muro de las leyendas», por Blacksmith Dragonheart hace algunos años. Muestra la aparición de un dragón durante icónicos momentos de una desconocida leyenda.

Cuentan que hace mucho tiempo, aproximadamente hace 6500 años (4500 A.C.) nació en las Tierras de Europa septentrional, un dragón de hielo y roca.

En esos tiempos, los dragones poblaban las tierras desde sus inicios así como todos los demás animales que conocemos; tales como lagartos, cocodrilos y los dragones de Komodo. Pero este dragón de hielo y roca, al que luego llamaron «de Acero»; a causa de una maldición con la que nació, vivía solitario y sin manada desde entonces.

De las recopilaciones de la leyenda, se sabe que el destino de la maldición bajo la que estaba dicho dragón, lo arrastrarían a hacer destrozos en las tierras de Egipto y luego a lo que ahora es Alemania en los años 1500 A.C. aproximadamente.

Aquel Dragón en su camino por la vida, tuvo conciencia, y eligió luchar contra el mal, y olvidar la maldición bajo la que había nacido. Pero a pesar de que podía luchar por lo que es bueno, al lado de guerreros fuertes; su maldición estaba sobre él y era perseguido por ello… y por su rareza, pues nunca se había visto a un dragón de hielo y roca… Sigue leyendo

Anatomía para principiantes


Image

La imagen y el micropoema es de mi autoría.

Si te apetece un algodón de azúcar, pásate por:

http://lachicaimperdible.wordpress.com

Al tercer parpadeo


Escurridizo objeto.
Agua para la sed
del pensamiento;
guía astronómica y geométrica.
Ilusión de mundo, movimiento
que turba.
Cielo de un día que oscurece,
se nubla.
Se borra el tiempo, se clarifica la nada,
Despierto de nuevo
en donde antes estaba.
Cielo hecho de trozos de trazos,
sus pinturas se derraman en el suelo,
en el agua
despliegan el dibujo, el mapa del sueño.
Caótico,
despierto inamovible,
fingiendo una ausencia ocurrida,
congelando el tiempo
intransferible.
Tormenta de luz que ciega…
escurridizo objeto.