Natividad invisible


Musgo microscópico

Verde pesebre,
planta microscópica
que cobija paz.


Inusual primer plano de una planta de musgo en un jardín de Montevideo.

Vaya como saludo navideño a todos los seres invisibles en estas fiestas.

El monstruo que está triste y azul


IMG_20181214_175145

©Merche García

¡Felices fiestas!


Fotografía: 'Christmas tree decoration' CC BY 2.0 Markus Spiske

Hola a todos, lectores y autores queridos de Salto al reverso.

Aprovecho esta fecha para dejarles un mensaje deseándoles feliz Navidad y feliz Año Nuevo. A los autores, mucho éxito en sus proyectos en el año que comenzará. Y a los lectores, un enorme agradecimiento por su apoyo a nuestro proyecto; nuestros mejores deseos para ustedes.

Este segundo semestre ha sido atípicamente tranquilo en Salto al reverso y es porque estamos preparando la versión impresa de nuestras revistas. Un poco de paciencia, y en enero podrán ver novedades. Abriremos una pequeña convocatoria para recibir textos para páginas disponibles en nuestras ocho revistas hasta la fecha. También organizaremos una votación de estas obras.

Nuestra meta es organizar una recaudación de fondos mediante crowdfunding para poder imprimir las revistas pasadas, y continuar con la revista #9 en el primer semestre de 2016.

Tendremos más noticias pronto. Mientras tanto, un abrazo cariñoso a todos.

¡Felicidades y gracias por todo!

Fotografía: ‘Christmas tree decoration‘ CC BY 2.0 Markus Spiske

Dulces de Navidad


Image

 

Para lo empalagosa que soy

debo reconocer que el turrón me seca la boca.

Estos días no necesitan aditivos;

son preciosos sin fruta confitada.

Yo me quedo con las burbujas y el dorado del champán,

que después de tres copas, olvido hasta tu nombre.

Y hasta el mío, si me sirves otra.

 

Feliz salto al reverso, familia.

 

la chica imperdible

 

CENA DE NOCHEBUENA, LA PERRITA


chojesus

Móvil J 159

Anoche, como en muchos hogares del mundo, cenamos en familia celebrando la Nochebuena. Lo hicimos en casa de mi hermano, y allí estaba también algún amigo despistado.
La velada fue bastante amena, y cómo es normal, allí iba “cada loco con su tema”: mi hermano, orgullosísimo del guiso que había hecho; un poco más allá otros discutían si Messi era mejor que Ronaldo; otros despotricaban sobre los políticos; alguna comentaba lo cansada que se sentía de estar todo el día en la cocina; a mi suegra se le pintaron colores en la cara por los vasitos del rico vino; mi suegro, con ojos de chiquillo desconsolado, miraba los ricos manjares “restringuidos” por su diabetes; los chiquillos corrían de un lado para otro, enseñando a cada uno el regalo de Papa Noel. En fin, una agradable cena en familia.
De pronto, en la puerta abierta del local que da a la…

Ver la entrada original 212 palabras más


que cada respiro compense
FELIZ NAVIDAD!

20131224-071656.jpg