Azul —Cielo y mar—


Cielo y Mar

Atardecer en el puerto del buceo (Montevideo).

 

Noctámbulo


Flor nocturna


Escucho entre las grietas de la puerta

el paso de la vida,

apurada llama,

reloj inclemente

que devora el sol de la palabra.

 

Tras la ventana, la noche se acurruca

silenciosa

bajo los párpados,

un deseo que llueve

lejano en el rumor de la hojas.

 

Infinito momento dormido en tu espalda,

descenso encendido,

embriagado

en flor nocturna,

besos que agitan el desconsuelo.

 

En un trapecio desigual


Voy a leerte en un trapecio desigual

cuando lates duda y mientras recuerdos

aquí te espero con licencia angustia

voy a leerte sincero aunque el verbo mustia

pedacitos de nieve incluyendo tu sonrisa

y lava cada tanto una gota lágrima de lluvia

voy a leerte despacito siempre alegre.