Sin estridencias


El año del almendro,
la edad de la estrella
son números
en el jardín del ayer.
Miran el universo
a cara lavada.

Número perfecto


Todos los pares del cuerpo
los riñones,
los pulmones,
las mitades del cerebro nuez
—¿eso no cuenta?—,
los pies,
los brazos,
las manos, no;
sus dedos subversivos
investigan,
hurguetean,
se independizan,
se rebelan.

Todos los pares (decía)
imploran
la fecundación del impar
trío.

La Concha del Nautilus


lost-at-sea-72-res

Soy…
génesis
matemática
belleza logarítmica
de formas geométricas perfectas
represento el equilibrio entre los mares de números
sazonados por los misterios de la ciencia
del tiempo, y aunque no puedo
escribir este poema con
números, las palabras
son el instrumento
para honrar la
perfección de
la naturaleza
de la concha
más hermosa
del universo,
única,
como
tú y
yo

DouglasTe invito a entrar a este fabuloso blog de Douglas Moore http://moorezart.wordpress.com/  La imagen tiene todos los derechos reservados por el autor. El uso de esta pintura ha sido autorizado por el artista.

Copyright © 2014. Douglas MooreZart a.k.a. Moore. All Rights Reserved.

Entra a este breve video (solamente 6 minutos) y podrás descubrir la perfección de la Concha del Nautilus http://www.youtube.com/watch?v=foBuoZwa9Xs

Veintiuno


Me llevé en mis labios tu manantial,

la humedad de una noche sin tiempo,

la pasión de tus piernas ansiosas

y la dulzura de tus besos

(el recuerdo de la locura),

la lujuria espontanea de que fuimos rehenes,

el poema de un silencio incorruptible

que selló la tiniebla de la noche,

el nacimiento de la mañana;

aún hago el amor, recordando tu piel

imaginando tu líbido, tus piernas abiertas,

mi centro rozando el tuyo y tu silencio hecho jadeos

tu voz ahogada con mi lengua que buscaba

hasta el más recóndito escondite,

donde hueles toda, donde sudas toda,

donde sabes toda.

Hago el amor contigo cada madrugada,

me bebo de nuevo el manantial;

satisfago la sed que le debo a la memoria.