Todas las mañanas


Palagrafías

escaleras-reja

Todas las mañanas, a las 11 aproximadamente, viene un gorrión a mi ventana y canta. Y canta como haciendo de ruiseñor o canario. Canta torpemente. Claro, los gorriones no están hechos para cantar; los gorriones están hechos para posarse en las alambradas de espino o para acompañar a los ancianos en la espera comiendo migas. Debería salir a la calle; abrir la puerta, bajar por las escaleras-reja y dar un largo paseo hasta el parque; rozar con la palma de la mano algún arbusto ( o a alguien que pase ) y sentarme al sol en un banco cerca de su rama y preguntarle por qué ¿Por qué a mi ventana? ¿Por qué canta? Por qué de entre los cientos de ventanas-ojos de esta ciudad ha tenido que mirar los míos tristes. Por qué ( no sé ). Pero no salí. Me oculté ( como siempre ) en la terraza…

Ver la entrada original 89 palabras más

Anuncios

el cabello amarillo tú


palagrafia tobogán

el cabello amarillo tú

tan lejos duna

o montaña distancia y yo

escarabajo verde azul

al sol -boca abajo-.             ( Nota: pensar más tarde si hay alguna relación

                                                    entre nombre y posición: cara-abajo )

quiero decir,

si por lo menos tuviera

valor

1 minuto, 1 cigarro, 10 años más olvidaría

el corazón toc toc toc en la arena

que estalla y la boca ata.

y ya

no me miraras como a un niño.

entonces viento.

viento entre tus dedos entre

tus anillos

                        tus muslos…no.

no, no.

tus muslos no.

porque la presión y la sangre y

todas esas cosas que muerden

y me hacen tan igual

a ellos, a esos, lejos

susurran canciones auricular

en francés lobo.

no…

yo me acercaría

apartando la arena hasta

( ¿cuanto tiempo pasa

 entre

piedra y grano? )

te deslices

como en un tobogán.

 

Después de la lluvia


palagrafia tronco seco

Después de la lluvia deshojaba flores a latigazos mientras gritaba : “Todos hemos sido bellos alguna vez”.                               en el pueblo. La llamaban la loca del granado.                 se había vuelto                                       sus hijos al extranjero                          y se quedó sola con el granado.                           plantado su marido                                           la mina                         no volver. La había dejado sola con el árbol y tres hijos.           trabajar duro                                        ; y                              años no                        tiempo                            cambiaba con las estaciones.                día              se fue      último       hijos, ventiló                          ,        las camas               , la comida                y cuando terminó,           ventanas lentamente y se sentó apoyando sus manos                        una sobre otra. Y lo miró y lo miró y lo miró. Y estaba igual que                                                                                                    . Desde entonces, todos los atardeceres, dicen, que se quedaba mirándolo. Miraba cómo                           ramas peladas en invierno,             en verano, con flores…  Flores                  convertían en frutos;         preñados de semillas,  frutos como bolas                                  árbol de Navidad. En Navidad                 más           árbol. Un día      diciembre lluvioso, vio           caía una granada. Esa             tarde fue         soleada y bella; pero la anciana             no            árbol, miró la granada     yacía sobre             , rota, reventada por sus semillas, abandonada el suelo. Pudriéndose. Entonces,                  , y cogió el látigo.

                                                                    Versión completa en “Comentarios”.

Ella dijo sin paracaídas


Palagrafías

bikini

Ella dijo sin paracaídas.

Ella dijo vuelve en primavera andando.

Ella dijo eso del pelo no era telaraña.

Ella dijo me gusta vestir de buzo bajo tus sábanas.

Ella dijo comemememe tonto.

Ella dijo canta solo y cierra los ojos

así con todo cierra los ojos.

Ella dijo Trafalgar de Benito Pérez Galdós.

Ella dijo no pasarán.

Ella dijo esta es mi primera tortilla de patatas

espero que te guste – esto no lo dijo pero lo decían sus ojos-.

Ella dijo el enano rojo.

Ella dijo el pájaro amarillo.

Y todo eso dijo y cuando pasea salta

las filas de hormigas.

Por eso, entierro mis manos en el huerto

y busco

patatas nuevas. 

 

 

Ver la entrada original

Imagina que soy otro


palagrafia otro

Imagina que soy otro

que espera su turno como

el perro su comida;

que se desdobla

y sube araña para miraros

hacer el amor. Y llamas por teléfono mientras

hablando con tu madre y entonces

y entonces imagina. Imagina que

yo soy él

que te posee

mientras observa

y nos toca. Un extraño un violador

un asesino que me mata. El objeto

del cajón. El vecino del cuarto

 y  el ascensor parado.

Aquel que te rozó en el metro.

Imagina

que no soy yo. No.

Y me deseas como antes.

 

dore mi sol


palagrafia musico

dore mi sol así las olas y la

espuma que en tu cuerpo canta, canta

 

Mientras le escuchaba recordé estos versos de Ángel González. Quizá era por aquella forma de coger el contrabajo como bailando un tango con su mujer de toda la vida. Elegante. Tierno y elegante. Ya sabe dónde va ir el siguiente paso, la siguiente nota de su otro yo en una danza armónica; como el barco y la mar. No, es más hondo. Sé que es más hondo. Es como el pez y la mar. Entre las branquias y las entrañas…

 

 DO RE MI SOL LA SI LA SOL LA SI LA