Quiero poder


Quiero poder aún navegar en velero,

sin tierra a la vista,

gobernando el timón de tu tiempo.

Un beso,

el aire,

tú, entre luminarias de fuego

y gente corriendo dichosa en la noche.

Ver elevarse los globos de aire,

escapando de este aislamiento;

pasear por la muralla otra vez,

escalar la torre,

surcar el río,

contemplar los frescos de Florencia,

viajar y ver el Hermitage,

reconocer las melodías en las óperas del mundo.

Todo está vacío


Las cuerdas de una guitarra enumeran sentimientos

en ciudades casi muertas mientras camino.

Una voz canta en un mundo desaparecido:

“Jugamos a ser dos gatos que no quieren dormir”,

y en el espacio vacío un gato negro camina

solitario en un mundo azotado por pandemias.

Nos miramos y seguimos mientras cantas:

“Tú te disfrazas de mí y yo me disfrazo de ti”.

En realidad el mundo empezó así,

sin testigos, sin saludos, sin deberes

o solo con los deberes de encontrar placer y belleza.

No hay nadie en las playas,

no hay movimiento en el camino a casa.

 

(Fotografía del autor)

Perdedores


Los perdedores

no ganan honores;

ganan jirones en la piel

para quien pregunte

por sus perdones

que solo a ellos les corresponde.

 

Todo tan relativo

que mientras para el resto pierden;

para ellos ganan a veces.

Soy yo


No huyo de mí

pero tampoco quiero encontrarme

 

Mis grietas son mías

aunque por ellas no sea yo el único que cae.

Soy causa

origen

persona

de cada una de ellas.

 

Creo terremotos

decepciones;

creo catástrofes naturales y artificiales.

Creo en mí

y en ti.

 

Soy yo, aunque no lo parezca.

Me mantengo en mí

mientras te dejo elegir.

Porque me apetece todo

aunque no piense nada.

 

Soy yo, aunque no lo parezca.

IMG_20200222_180325.jpg

Entre bares y parques


IMG_1158.JPEGEl suelo está mojado.

Algún pañuelo usado,

algún brazo de tanto dar la mano

se apoya

mientras el bar siga abierto

y nosotros apoyemos vasos de diferentes sabores;

emociones.

 

Nuestra naturaleza también se moja,

pero también absorbe.

Crece dependiendo de lo que recoge;

de cómo lo recoge.

 

Aprende y sigue recogiendo,

crece verde,

observa tu suelo,

disfruta del rocío

y de lo que siembras.

Medio vivos


Para nosotros, disidentes traviesos,

los tiempos han vomitado

un buen puñado de cárceles de cristal.

 

Un manojo de cables de sangre y metal

que nos mantiene medio vivos,

llenos de miedo y serviles de dos carceleros,

el que habla a la izquierda y el de la derecha.

Dolor I


El dolor atraviesa paredes y corre feliz,

mata años igual que horas

y arrastra la dignidad de buenos y malos.

Pone en fila noches congeladas andando en cuclillas.

Cierra en la nevera la piel y los dedos

depositarios de tu amor.

Y sigue cavando esa sepultura

que en una edad tan profunda se hace.