Las olas 1


Los rostros tras las cortinas,

los que no hablan, los que observan.

Maraña de manos, donde difuminadas llamas se alzan,

viajando muy lejos, para refugiarte.

 

La olas llegarán persiguiendo esos caminos tan poco humanos

y los versos incombustibles.

 

Anuncios

No tengo ningún miedo, torero


Pintura inspirada en el poema dedicado a Pedro Lemebel de Poetas Nuevos. Me gustan los poetas bocazas, justos, valientes, impertinentes y LIBRES. Me gustan los eternos. Los que se empeñan obstinadamente en no morir y resucitan cada vez que se releen … Sigue leyendo

Frío


El invierno de las almas es demasiado largo.

Sí, mi amor,

me habría quemado hasta derretir los cristales,

mientras te elegía como musa.

Fundirse con literatura


Fundirme hasta ver las hebras de la luz,

la que entrecruza la vida que no veo.

Escribir con un elegante dictado

menos avaro con los logros y los brillos,

que dejan los espíritus más mudos.

Ser literatura, dejando caer las hojas del otoño.

Creer


Tú solo creerás en mis besos,

como una división entre pasiones y preguntas.

Pasado el tiempo solo crees en ellos.

Y aquel árbol orgulloso se habrá inclinado sobre el camino,

el del atardecer y donde descansabas.

 

Aguaceros


Hay un aguacero de sueños

que dejarás pasados los años.

En cambio, piénsalo,

si te dejaras llevar sin buscar las respuestas,

habría sol algunos días más.

 

Es la vida


Fuego invisible

el que toma la delantera.

Cuando nos apartamos por comodidad

de las risas, de tantas bromas

junto a estanterías, velas y familia.

Recuerdo aquel calor

mientras me aburre el Power Point y sus compromisos.