Tautograma S


Siete siglos Sputnik surcó superficies siderales.

Sufrió soledades sobre sí, solamente suplicios sintió.

Sputnik se sorprendió, Skadi sonrió, SATURNO SALUDÓ:

«Say sayonara».

SATURNO SE SUICIDÓ.

SATURNO SANGRÓ.

Su sangre salpicó sobre su sien.

Sputnik se sonrojó.

Sputnik sedujo. Skadi saltó sobre Sputnik:

Sexo sideral.

Sensualidad satelital.